Cómo sembrar miedo a la vacunación contra el HPV

Esta nota de La Nación es un ejemplo de cómo NO se debe cubrir periodísticamente un tema tan sensible como la vacunación. La irresponsabilidad del periodista en cuestión nace del hecho de tomar dichos y menciones anecdoticas y darle valor de prueba evadiendo toda réplica o explicación racional.

El resultado es una nota que deja en claro una posición que, probablemente, sea la de la autora pero que genera y predispone al público a tomar una posición contra las vacunas por “malas” o con graves problemas que jamás han sido probados.

De hecho, se citan varios casos de organizaciones o grupos que intentan eliminar la vacuna contra el HPV por los supuestos riesgos secundarios que, al día de la fecha, no han sido probados. Algo similar a lo que pasó con toda la movida Anti Vaxx que acusaba a las mismas de provocar autismo basadas en un estudio fraudulento de un ex médico (perdió la licencia por crear estos estudios falsos entre otras causas).

La nota está llena de casos falsos de grupos demandantes que buscan obtener un rédito de gobiernos o farmacéuticas utilizando las tácticas de miedo anticiencia para lograr un resultado favorable. Se menciona a organizaciones como el American College of Pediatricians en Estados Unidos pero no se indica que no sólo no es una colegiatura de todos los pediatras de ese país sino que es una organización ultraconservadora, anti gay, pro abstinencia y anti aborto y se deja de lado a la American Academy of Pediatrics que reune a la mayoría.

Este es uno de los tantos sesgos a la hora de elegir “testimonios” pero carece constantemente en cada párrafo de provisión de pruebas o evidencias, ni en contra ni a favor, es decir, son dichos de grupos que “dicen” que hay “casos” provocados por las vacunas.

Los casos como el de Japón no sólo no fue corroborado sino que la mayoría de las niñas que se habían quejado de supuestos dolores ni habían recibido la vacuna. El caso de Colombia es otro vergonzoso para el artículo, desmayos colectivos en un colegio religioso, sin evidencia alguna que correlacione la vacunación con el desmayo.

Pero además el artículo adolece de algo fundamental. El riesgo de la enfermedad que previene esta vacuna, la incidencia sobre la población es enorme. ¿Cuántas mujeres mueren por cáncer de cuello de útero? ¿Cuántas quedan perjudicadas de por vida?

La vacunación es un tema que se ha tornado polémico en los últimos años en sociedades donde ya casi toda la población adulta está vacunada. Donde las terribles enfermedades contra las que se aplicaron han sido prácticamente erradicadas. Sólo aquellos que no ven las consecuencias acusan a las vacunas (que ya tienen) de todos los males. Basta con visitar Wikipedia para entender lo que era la poliomelitis o la viruela.

Al no contrastar la cantidad de casos de la enfermedad a prevenir con los casos de alergia a la vacuna contra los efectos secundarios, contra los efectos positivos y todas estas relaciones entre sí, los antivacunas encuentran su espacio para difundir mentiras.

Dando un simple ejemplo, un millón de vacunaciones, diez personas con efectos secundarios. Cero vacunaciones, 500.000 potenciales enfermos, varios miles de muertos. Esa es la relación con varias de las enfermedades. El HPV afecta a más del 66% de la población, vos, yo, seguramente somos portadores del virus sin saberlo. La vacuna en los niños y niñas les abre la puerta de un futuro sin esta enfermedad, se sumó a los hombres para que éstos no fuesen los portadores que contagien a las mujeres que son las que más afectadas se ven por portar el virus.

Entonces ¿Quién es el verdadero damnificado de este tipo de artículos? La sociedad, primero, la ciencia y el periodismo después. Otra mala noticia.
Sitio: La Nación
URL: http://www.lanacion.com.ar/1993182-vacuna-del-hpv-asociaciones-de-victimas-en-distintos-paises-denuncian-efectos-adversos
Redactor: Daniela Chueke Perles

La naturalización de la pseudociencia y las predicciones

La falta de educación en las personas no es un problema de los medios, es claramente un problema del Estado. Pero si creo que los medios en su afán de buscar un punto más de rating, o algún click más, son culpables de naturalizar la ignorancia.

En este caso lamentablemente los ejemplos sobran de medios invitando videntes, tarotistas o astrólogos, y en casi todos el denominador común es que los tratan como si fueran un hecho de la vida real, que sus predicciones funcionan dentro de las leyes de la física que rigen el universo. Y hay un simple motivo para demostrar que no se encuadran dentro de dicho proceso, el hecho de que sus predicciones no se basan en evidencia, o al menos, no evidencia real. Es fácil predecir cuando habrá Luna LLena, es fácil predecir cuando volverá a pasar cerca de la tierra un cometa como el Halley, solo tenemos que observar la evidencia del estudio de estos fenómenos y sabremos que cada 76 años el cometa Halley regresa en su órbita habitual. Es una cuestión astronómica, física, matemática, es una cuestión de sacar las cuentas de la elipse que realiza el cometa, y el tiempo hará el resto.

 

¿Pero como predicen los astrólogos como le irá a la economía, a una persona en el amor, a la sociedad de un país? fácil, no estan adivinando ni viendo el futuro, es tan simple como saber observar, y saber hablar de manera tal que lo que digas tenga forma de predicción sin serlo. Los que trabajamos, pagamos las cuentas, analizamos la inflación y anotamos nuestros gastos y los aumentos, podemos darnos una idea de como le irá a la economía según las medidas que va tomando un gobierno. Podemos saber que una persona esta viviendo grandes cambios en su vida con solo analizar la edad que tiene, si esta cerca de los 17 o 18 es probable que esté terminando el secundario y pensando en la universidad o trabajar, si esta cerca de los 60 o 65 es probable que esté pensando en el retiro o la jubilación. ¿Son predicciones? No, son cursos que habitualmente siguen muchas personas. Si agarramos un horóscopo, mezclamos los nombres de los signos, y se los damos a 1000 personas, prácticamente todas van a ver reflejado su signo aunque hayamos mezclado los nombres. Este ultimo ejemplo lo llevo a practica en menor escala Richard Dawkins en su documental “Enemigos de la Razón”. Y cuanta razón tenia.

El problema, volviendo al punto original, es que los medios naturalizan esta ilusión, tratándola como hechos, lo que hace que la gente que las lee, con el tiempo, las empieza a ver como tal, las empiez a ver de manera seria. Astrólogos han hecho fortunas gracias a este tipo de ilusiones, en este post vemos que La Torre se pasea por los canales, diarios y revistas repartiendo predicciones a diestra y siniestra, vemos que tiene un canal de youtube, con unas cuantas miles de visitas en cada video, en donde explica por ejemplo hechizos para aprobar exámenes en la universidad. Así es, estamos en el año 2017 (para los cristianos y el resto que estamos atados a sus decisiones), y después de 4,543 miles de millones años de evolución de La Tierra, seguimos hablando de hechizos mientras enviamos sondas a fotografiar Plutón.

Por suerte algunos se animan a abandonar estas practicas oscurantistas: El horóscopo ya no va más en Perú21

En este caso es el diario Perú21 quien se animó a abandonar una de las practicas mas comunes de los periódicos, la astrología y el horóscopo. Y si, seguro que ese mismo diario tiene otros problemas, pero al menos tomaron una decisión con respecto a uno de esos problemas, no como en las screenshots anteriores, en donde vemos a Infobae, uno de los medios con más pageviews de la Argentina, y a LaNacion, un diario respetable que pierde el respeto día a día, y por último hay que señalar que Clarín tampoco se salva de esta critica.

En tiempos en donde se pide que no haya pensamiento criticó, y se hacen cultos a las personalidades, es cuando más los periodistas deberían estar mostrandole la verdad a la sociedad, y no solamente lo que vende, como las predicciones de una astróloga sobre el futuro de la Argentina.

El cáncer, las frutas y las mentiras

No es de extrañar que las personas que se sufren cáncer busquen desesperadamente alguna forma de alivio en recetas mágicas, luego cuando la medicina hace su trabajo y entran en remisión o cuando simplemente su sistema inmunológico logra reponerse y hacer su trabajo, asumen que fue su nueva receta mágica la verdadera solución. No es para nada raro que esto suceda pero a veces que se promocione esto puede provocar un gran daño.

Así como los homeópatas estan estos personajes como Marina Borensztein que al recuperarse de una enfermedad decidió ella qué es lo que la curó, en su caso son las comidas. Para ella el cáncer viene de lo que comía y su dieta actual es la salvación. No podemos culparla demasiado por autoconvencerse de ello pero sí podemos criticarle el uso de mentiras y palabras “científicas” de forma constantes y en libros, porque la salvación, de paso, trae algunos dividendos.

La nota comienza con un:

La hija del entrañable Tato Bores publicó su segundo libro, “Así me cuido yo. Una guía para que sanar dependa de vos”, donde comparte consejos prácticos, tips útiles y recetas saludables con las que logró curarse de un cáncer de mama.

Dejando en claro el autodiagnóstico y análisis sin referencia alguna que concluye en que su curación fue gracias a “recetas saludables”, algo totalmente descabellado que se toma del hecho que ciertas dietas poseen ciertos componentes cancerígenos, pero de ahí a que no comerlos te “cure”… causalidad y todo eso, ni nos molestemos en explicarlo 😀

Las soluciones mágicas estan por todos lados en la “nota”, que más que entrevista es una nota pautada para promocionar su nuevo libro, por ejemplo:

“Hace por los menos dos años que no tengo ni un resfrío. La semana pasada me dolió la cabeza porque tuve un disgusto. Pero, cuando llegué a casa, me hice una tetera de té verde en hebras, le agregué cúrcuma y pimienta y… ¡santo remedio!”

El día que tenga una gripe seguramente no lo va a decir públicamente, es parte del engaño utilizado por los gurúes que dicen vivir sin comer en ayuno eterno o sin beber agua, cosas que sabemos son imposibles pero su séquito suele creerles porque, vamos, de eso se trata ser un gurú.

En un momento hasta se pone en contra del consumo lácteo citando a Hardvard donde, claramente podemos leer en su página, no dicen nada de lo que ella afirma, pero ¿Quién se molestará en chequear? Para la Universidad de Harvard hay muchas otras fuentes buenas de calcio (un hecho conocido) y hasta mejores que la leche, pero si uno mira el estudio se refiere a la leche que se consume en EEUU que está diluida y en algunos casos azucarada, no es comparable con la local, por citar una simple diferencia.

Otro tema interesante es que menciona su falta de hierro aun comiendo altas cantidades de carne, algo incomporbable cuando encima dice que ahora no tiene deficiencias comiendo legumbres cuando cualquier médico conoce que la proporción de hierro es muy inferior a un simple churrasco, pero vamos, está hablando una persona que “dice que”, no presenta una sola prueba ni evidencia y miente descaradamente para vender libros.

Luego se mete con el PH de la comida, algo que vengo leyendo mucho ultimamente y parece ser la nueva moda ignorante, la acidez vs. alcalinidad. Más allá de que todo cuerpo requiere un balance y tiene su propio PH promedio, al parecer la nueva moda es acusar a los ácidos de todo lo malo y cuando uno analiza las dietas que consumen estan llenas de frutas, que estan llenas de ácidos, no se, algo no me cierra. Si quieren comer arcilla todo bien, pero un exceso de alcalinidad en sangre deriva en muerte, no lo recomendaría 😛

Otro pozo común es el “a mi me funcionó”, por eso lo comparo con el placebo homeopático, cito ejemplo:

“por lo general, en los tratamientos oncológicos el paciente tiene prohibido el alimento crudo. Yo cambié esa teoría, porque me di cuenta que lo cocido me caía pésimo. Entonces, empecé con mis enormes ensaladas de los colores del arco iris y, ¿qué pasó? Mejoré.”

Me gusta el “Yo cambié esa teoría”, porque ella es mejor oncólogo porque come ensaladas, pero bueno, todo es autorreferencial (algo que ella misma aclara siempre, el ego es fuerte) pero absolutamente anecdótico sin referencias ni fuentes ni chequeos, es su palabra contra ninguna prueba que la corrobore.

Su método consiste en decir muchas cosas que son ciertas, o al menos así son consideradas por consenso científico, meter en el medio sus propias “ideas” sin basamento alguno y sostenerlas con alguna cosa que leyó por internet que se ajusta a sus criterios como sean notas en medios muy laxos analizando (mal) algún estudio científico no concluyente y sin su debido proceso. De esta forma se puede disfrazar cualquier cosa como cierta. Es que lo dijo Harvard, no entienden?

Les dejo esta perla para el final:

“Receta para lavar los vegetales

Si no se pueden comprar vegetales orgánicos (son más caros y difíciles de conseguir en el barrio), existen trucos para lavar bien las verduras y frutas. ¡Manos a la obra!

Remojar los alimentos en 4 taza de agua, 1 de vinagre de manzana o blanco. Además, agregar 1⁄4 taza de bicarbonato y jugo de 1 limón. Dejar actuar como mínimo 20 minutos. La misma fórmula se puede guardar y colocar en un rociador para tener siempre un poco a mano.

No es necesario enjuagar. De esta manera, la comida llegará con menos agroquímicos y pesticidas a la boca.”

 

Medio : Clarín/Entre Mujeres

Fecha: 31/12/2016

URL: http://entremujeres.clarin.com/entremujeres/vida-sana/nutricion/marina-borensztein-sacar-enemigo-heladera_0_r129j3-Sx.html

Periodista: Fernanda Brovia

Vida en Marte o vida en la redacción, una de las dos no existe

La Nación Online, o cómo destruir un diario centenario a base de pseudociencia y teorías conspirativas, o más bien, clickbait.

Claramente el único interés del diario es más tráfico pero para ello estan pasando cualquier límite y rebajando la seriedad al mínimo posible como este caso de pareidolia marciana donde un poco de tierra con forma “reconocible” por el ojo humano que conoce qué es una cuchara puede derivar en una civilización entera.

La nota apenas consta de tres párrafos y en el sitio lleva un título menos mentiroso aunque igual de perverso porque sostiene la idiotez de una cuenta de youtube de un “ufólogo” como si fuese fuente suficiente para semejante conclusión. Si, una nota de apenas tres párrafos.

Nótese la diferencia a la hora de promocionar una mentira en las redes sociales, más impulsivas, y al no comprometerese demasiado con el adelanto de la nota una vez que uno entra a la misma sumado a la “fuente” de interpretación de una fotografía como las miles que envía el rover Curiosity.

Medio: La Nación

Nota: http://www.lanacion.com.ar/1970648-una-foto-de-la-nasa-alimenta-teorias-sobre-la-existencia-de-una-civilizacion-en-marte

Autor: Nota sin firmar (menos mal!)

¿Oftalmología ayurvédica?

screen-shot-2016-11-13-at-8-10-27-pm

¿Para qué ir a un oftalmólogo? ¿Para qué acudir a un profesional que estudió medicina y se especializó y trata pacientes con medicina real, que se demostró que funciona? Aparentemente, la medicina ayurvédica tiene la solución: con plantitas dicen poder tratar y curar miopía, dolor ocular, orzuelos, etc. ¿Alguna evidencia de que esto funcione? Nah. Adonde vamos no necesitamos evidencias. Acá hablan de buscar el equilibrio cuerpo-mente, enfoque holístico, y que la visión es más que algo físico. ¿?

Nos quedamos con este comentario de un lector: “porque Mahatma Ghandi usaba anteojos , de coqueto que era ??”

Medio: OhLaLá (La Nación)

Fecha: 2016-11-13

Astrología infantil Bis

Vivimos en un mundo en donde una de las pseudociencias que más adeptos tiene es la astrología, lo que genera que la desinformación y la ignorancia se vuelvan ridículamente comunes y aceptados.

astrohijo

En este caso La Nacion, el segundo periódico más importante de la Argentina, nos vuelve a regalar una publicación ignorante, que como siempre en la astrología no aclara ni que es ficción, ni que es entretenimiento, nada. ¿Y eso que genera? Que muchas personas lo lean y crean que tiene algún nivel de verdad. ¿Por qué es mentira si me dijeron que la astrología es real? Básicamente porque ninguna de las energías que nos podrían llegar desde Saturno, como ser las Nucleares Débiles y Fuertes que unen a los atomos, Electromagnéticas o la Gravedad misma, ninguna, absolutamente ninguna, tiene incidencia alguna en nuestra personalidad, y mucho menos lo puede ser de manera estadística ya que año a año, mes a mes, día a día va cambiando la manera en la que La Tierra interacciona y nos protege de todo tipo de partículas con su propio campo magnético, gravedad y etc…

La idea de que la posición de Saturno, o de cualquier astro, afecta nuestra personalidad no solo es una absoluta mentira, sino que no tiene el más mínimo sentido. Si, la gravedad de la Luna afecta las mareas, pero esto nada tiene que ver con que quienes nacieron con luna llena puedan tener mal humor, de hecho, es más probable que sean hombres o mujeres lobo.

Sinceramente creo que los medios deben plantearse realmente hasta que punto no es negligente estar publicando este tipo de cosas solo por el mero hecho de que generan más clicks, impresiones y eso seguramente algunas monedas más en publicidad. ¿Estamos dispuestos a vivir en una sociedad ignorante y a fomentarla solo para ganar algunos dolares más?

¿Astronomía? A donde vamos no necesitamos astronomía

O al menos eso creo que piensan algunos medios. Aunque el problema no es si lo piensan, sino la linea que bajan desde sus medios. Por ejemplo, en la siguiente imagen leyendo el segundo periodico más importante de la Argentina, me encontre con que hoy que se cumplen 145 años de la creacion del Observatorio de Cordoba (OAC para los amigos), uno de los observatorios astronomicos más importantes del hemisferio sur, no solo no hay una nota sobre Astronomía, sino que hay una de… Astrología. Ya está, vayamonos…

lanahoroscopo

De paso les dejo el link a la que si era una noticia para hoy: El Observatorio Astronómico de Córdoba celebró su aniversario 145